BIOTECNOLOGIA: LOS FUNDAMENTOS, PARTE 1

por Rachel Massey*

La ingenieria genetica es el proceso mediante el cual se puede alterar artificialmente los genes de un organismo y transferirlos a otro organismo distinto. Los genes, que estan constituidos por ADN, contienen las instrucciones segun las cuales las celulas producen proteinas; las proteinas a su vez forman la base de la mayoria de las funciones de una celula. La ingenieria genetica hace posible mezclar material genetico de organismos que nunca podrian cruzarse. Permite que la gente tome genes de una especie, tal como la platija, y los inserte en otra especie, tal como el tomate -creando asi, por ejemplo, un tomate que tiene algunas caracteristicas del pez.

Desde la decada de 1980 y con un gran incremento en la decada pasada, diferentes companias han comenzado a usar la ingenieria genetica para insertar genes extranos en muchos cultivos, incluyendo en alimentos importantes tales como el maiz y la soya [1]. Hace tan solo unos pocos anos, comenzaron a aparecer ingredientes de ingenieria genetica en muchos alimentos vendidos en los supermercados de los E.U.A.; estos ingredientes han sido detectados en alimentos procesados tales como la leche de formula infantil, las mezclas para bebidas y las tortillas para tacos, por citar algunos ejemplos [2]. Estos alimentos no estan etiquetados, asi que los consumidores no tienen manera de saber cuando estan comiendo un alimento de ingenieria genetica.

La ingenieria genetica es una tecnologia extremadamente poderosa cuyos mecanismos no se comprenden por completo; ni siquiera quienes hacen el trabajo cientifico basico pueden entender dichos mecanismos totalmente. En esta serie, revisaremos los principales problemas que se han identificado con los cultivos de ingenieria genetica [3].

La mayoria de los cultivos de ingenieria genetica sembrados en todo el mundo estan disenados bien sea para sobrevivir la exposicion a ciertos herbicidas o para matar ciertos insectos. En 1998 y 1999, los cultivos que toleran los herbicidas representaron 71% del area plantada con cultivos de ingenieria genetica, y los cultivos disenados para matar insectos (o disenados TANTO para matar insectos COMO para resistir los herbicidas) representaron la mayor parte del area restante. Una pequena proporcion (menos de 1%) de los cultivos de ingenieria genetica sembrados en 1998 y 1999 fueron disenados para resistir la infeccion por ciertos virus [4].

Los cultivos de ingenieria genetica que toleran los herbicidas son capaces de sobrevivir aplicaciones de herbicidas que normalmente los matarian. Actualmente, las provisiones de alimentos de los E.U.A. incluyen productos fabricados con cultivos de ingenieria genetica que toleran los herbicidas. Entre ellos estan la canola, el maiz y la soya "Roundup Ready", que son manipulados para resistir aplicaciones del producto Roundup de Monsanto (ingrediente activo: glifosato), asi como tambien cultivos manipulados para sobrevivir la exposicion a otros herbicidas [1].

Los cultivos de ingenieria genetica resistentes a las plagas (o a los pesticidas) son toxicos para los insectos que se alimentan de ellos. Por ejemplo, el maiz puede ser manipulado para matar el perforador europeo del maiz, un insecto del orden de los lepidopteros (la categoria que incluye las mariposas y polillas). Esto se logra agregando material genetico derivado del BACILLUS THURINGIENSIS (Bt) al codigo genetico del maiz. BACILLUS THURINGIENSIS es una bacteria que se encuentra en el suelo y que produce, de manera natural, una proteina toxica para algunos insectos. Algunas veces los agricultores organicos rocian Bt sobre sus cultivos como un pesticida natural. En el "maiz Bt" de ingenieria genetica, cada celula de la planta de maiz produce la toxina normalmente encontrada solamente en la bacteria.

Desafortunadamente, los cultivos de ingenieria genetica pueden tener efectos adversos sobre la salud humana y los ecosistemas. Y al no examinar o regular adecuadamente los cultivos de ingenieria genetica, el gobierno de los E.U.A. ha permitido que las corporaciones introduzcan substancias desconocidas en nuestras provisiones de alimentos sin ningun control sistematico de seguridad.

He aqui algunas de las razones por las cuales puede que no querramos ingerir cultivos de ingenieria genetica:

** Normalmente, los alimentos conocidos pueden convertirse en alergenos por la adicion de genes extranos.

La ingenieria genetica puede introducir un alergeno conocido o desconocido en un alimento que no lo contenia previamente. Por ejemplo, se encontro que la soya manipulada para contener genes de la castana de Para producia reacciones alergicas en el suero sanguineo de personas alergicas a las nueces. (Ver SYMA #638.) Las reacciones alergicas a las nueces pueden ser serias e incluso fatales. En este caso particular los investigadores pudieron identificar el peligro debido a que las alergias a las nueces son comunes y era posible llevar a cabo las evaluaciones adecuadas en el suero sanguineo de individuos alergicos. En otros casos, evaluar el potencial alergenico puede ser mucho mas dificil. Cuando la ingenieria genetica hace que un alimento conocido comience a producir una substancia que antes no estaba presente en las provisiones de alimentos de los seres humanos, es imposible saber quien puede tener una reaccion alergica.

** La ingenieria genetica puede hacer que los alimentos comunes y conocidos se vuelvan toxicos.

En algunos casos, las caracteristicas nuevas introducidas intencionalmente pueden crear la toxicidad. La toxina Bt, en la forma como aparece en la bacteria que la produce naturalmente, se considera relativamente segura para los seres humanos. En estas bacterias, la toxina existe en forma de "protoxina", la cual se vuelve peligrosa para los insectos solo despues de que ha sido acortada, o "activada", en el sistema digestivo del insecto. A diferencia de esto, algunos cultivos Bt de ingenieria genetica producen la toxina en su forma activada, la cual antes solo aparecia dentro de los sistemas digestivos de ciertos insectos [5]. Los seres humanos tienen poca experiencia con la exposicion a esta forma de la toxina. Ademas, en el pasado, los seres humanos no han tenido oportunidad o razones para ingerir ninguna forma de la toxina Bt en grandes cantidades. Cuando la toxina Bt es incorporada en nuestros alimentos comunes, nosotros resultamos expuestos a ella cada vez que comemos aquellos alime ntos [6, pags. 64-65]. Y por supuesto, un pesticida insertado en cada celula de una fuente de alimento no puede simplemente 'lavarse' antes de preparar una comida.

La toxicidad tambien puede resultar de caracteristicas introducidas involuntariamente. Por ejemplo, una planta que normalmente produce gran cantidad de toxina en sus hojas y poca cantidad en sus frutas podria, inesperadamente, comenzar a concentrar la toxina en sus frutas luego de la adicion de un nuevo gen. (Ver SYMA #696.)

Por nuestra ignorancia sobre la manera exacta en que un gen extrano ha sido incorporado en la celula manipulada, podemos toparnos con sorpresas desagradables como la mencionada. Los genes extranos pueden ser agregados a las celulas por varios metodos; entre otras opciones, pueden ser disparados dentro de las celulas usando una "pistola genetica", o puede usarse un
virus o una bacteria para meter dichos genes en las celulas recipientes [7]. El "ingeniero genetico" que da inicio a este proceso no controla realmente en donde terminan los genes nuevos dentro del codigo genetico del organismo recipiente. El "ingeniero" fundamentalmente inserta los genes al azar, en un sitio desconocido en el ADN existente en la celula. Estos nuevos genes insertados algunas veces pueden terminar en el medio de instrucciones geneticas existentes y pueden trastocar aquellas instrucciones.

Un gen extrano podria, por ejemplo, ser insertado en medio de un gen existente que instruye a una planta para que detenga la produccion de una toxina en sus frutas. El gen extrano podria perturbar el funcionamiento de este gen existente, haciendo que la planta produzca niveles anormales de la toxina en sus frutas. Este fenomeno se conoce como "mutagenesis por insercion" -cambios impredecibles que resultan de la posicion en la cual es insertado un nuevo gen [8]. La ingenieria genetica tambien puede introducir toxicidad nueva e inesperada en los alimentos mediante un fenomeno muy conocido que se llama pleotropia, en el cual un gen afecta multiples caracteristicas de un organismo. (Ver SYMA #685.)

** Los cultivos de ingenieria genetica pueden promover indirectamente el desarrollo de la resistencia a los antibioticos, haciendo dificil o imposible tratar enfermedades humanas comunes.

Cualquiera que sea el metodo usado para introducir genes extranos en una celula recipiente, el mismo solo funciona algunas veces, asi que el "ingeniero genetico" necesita una manera para identificar aquellas celulas que han aceptado correctamente los genes extranos. Una manera de identificar estas celulas es acompanar un gen para la resistencia a los antibioticos al gen
que se quiere insertar. Despues de intentar introducir los genes extranos, el "ingeniero" puede tratar la masa de celulas con un antibiotico. Solo aquellas celulas que han incorporado los genes nuevos sobreviven, debido a que ahora son resistentes a los antibioticos.

A partir de estas celulas sobrevivientes se genera una nueva planta. Cada celula de esta planta contiene los genes nuevos que se acabaron de introducir, incluyendo el gen de la resistencia a los antibioticos. En algunos casos, una vez que llegan a la cadena alimentaria, estos genes pudieran ser aceptados e incorporados al material genetico de bacterias que viven en los sistemas digestivos de los seres humanos o los animales. Un estudio de 1999 publicado en la revista APPLIED AND ENVIRONMENTAL MICROBIOLOGY encontro evidencias que apoyaban la idea de que las bacterias que estan en la boca humana serian potencialmente capaces de aceptar genes de resistencia a los antibioticos, liberados a partir de los alimentos [9]. La resistencia a los antibioticos entre las bacterias causantes de enfermedades ya es una amenaza muy importante a la salud publica; debido al excesivo uso de los antibioticos en los tratamientos medicos y en la agricultura, estamos perdiendo la capacidad para tratar enfermed ades mortales tales como la neumonia, la tuberculosis y la salmonella [10]. (Ver SYMA #402.) Al poner genes de resistencia a los antibioticos en nuestros alimentos, pudieramos estar aumentando todavia mas este problema de salud publica.

En un reporte de 1999, la Asociacion Medica Britanica (British Medical Association), la asociacion lider de los medicos en Bretana, exhorto a un cese en el uso de los genes de resistencia a los antibioticos en los cultivos de ingenieria genetica. "Deberia haber una prohibicion al uso de los genes marcadores de resistencia a los antibioticos en los alimentos GM [modificados geneticamente, por sus siglas en ingles], ya que el riesgo a la salud humana por la resistencia a los antibioticos que se esta desarrollando en los microorganismos es una de las principales amenazas a la salud publica que se enfrentara en el siglo 21. El riesgo de que la resistencia a los antibioticos pase a las bacterias, afectando a los seres humanos a traves de los genes marcadores en la cadena alimentaria, es uno que no puede descartarse actualmente", dijo la Asociacion [11].

Continuara.
 

*Rachel Massey es asesora de la Fundacion para Estudios Ambientales (Environmental Research Foundation).

[1] Union of Concerned Scientists, "Foods on the Market", disponible en http://www.ucsusa.org. Seleccione "biotechnology" en la barra en la parte inferior de la pantalla, despues marque "Foods on the Market".

[2] Consumers Union, "CONSUMER REPORTS: Genetically Engineered Foods in Your Shopping Cart", Press Release, August 23, 1999. Disponible en http://www.consumersunion.org/food/gefny999.htm.

[3] Para obtener una perspectiva general reciente, ver Environmental Media Services (EMS), REPORTERS' GUIDE: GENETIC ENGINEERING IN AGRICULTURE, Edition 1 (October 2000), disponible a traves de EMS, Washington, D.C., (202) 463-6670 o en http://www.ems.org Ver tambien Pesticide Action Network North America (PANNA), "Genetically Engineered Crops and Foods: Online Presentation", disponible en http://www.panna.org/panna/resources/ geTutorial.html

[4] Clive James, "Global Review of Commercialized Transgenic Crops: 1999" ISAAA BRIEFS No. 12: Preview, produced by International Service for the Acquisition of Agri-Biotech Applications (ISAAA). Disponible en http://www.isaaa.org/Global%20Review%201999/briefs12cj.htm.

[5] Ver Michael Hansen, "Potential Environmental and Human Health Problems Associated with Genetically Engineered Food". Presentacion realizada en el evento CREA International Seminar on Transgenic Products, Curitiba, Brazil, October 11, 1999. Disponible a traves de Consumer Policy Institute, Yonkers, N.Y.: 914-378-2455.

[6] National Research Council, GENETICALLY MODIFIED PEST-PROTECTED PLANTS: SCIENCE AND REGULATION (Washington, D.C.: National Academy of Sciences, 2000). ISBN 0309069300.

[7] Union of Concerned Scientists, "Fact Sheet: Genetic Engineering Techniques". Disponible en http://www.ucsusa.org. Seleccione "biotechnology" en la barra en la parte inferior de la pantalla, despues marque "Genetic Engineering Techniques".

[8] Ver Food and Drug Administration, "Premarket Notice Concerning Bioengineered Foods", FEDERAL REGISTER Vol. 66, No. 12 (January 18, 2001), pag. 4710.

[9] Derry K. Mercer y otros, "Fate of Free DNA and Transformation of the Oral Bacterium STREPTOCOCCUS GORDONII DL1 by Plasmid DNA in Human Saliva", APPLIED AND ENVIRONMENTAL MICROBIOLOGY Vol. 65, No. 1 (January 1999), pags. 6-10.

[10] Ver World Health Organization (WHO), OVERCOMING ANTIMICROBIAL RESISTANCE (Geneva, Switzerland: World Health Organization, 2000). Disponible en http://www.who.int/infectious-disease-report/2000/.

[11] British Medical Association Board of Science and Education, "The Impact of Genetic Modification on Agriculture, Food and Health -- An Interim Statement", May 1999. Resumen disponible en http://www.bma.org.uk/public/science/genmod.htm.
 

 


                         NOTA

La Fundacion para Estudios Ambientales (Environmental Research Foundation, E.R.F.) distribuye esta version de Salud y Medio Ambiente sin costo alguno, aunque a nuestra organizacion le cuesta considerable tiempo y dinero producirla. Quisieramos continuar distribuyendo este servicio gratuitamente. Usted puede contribuir haciendo una donacion deducible de sus impuestos (cualquier monto se apreciara, ya sean $5,00 o $500,00) a: Environmental Research Foundation, P.O. Box 5036, Annapolis, MD 21403-7036. Por favor, no envie informacion de su tarjeta de credito por correo electronico. Para mayor informacion sobre las contribuciones deducibles de impuestos a E.R.F. por medio de tarjetas de credito, llamenos sin costo alguno al 1-888-272-2435.

Peter Montague, redactor

 


 

Para dejar de recibir el boletín informativo Salud Y Medio Ambiente, envíe un correo electrónico a listserv@lists.rachel.org con dos palabras en el CUERPO del mensaje (no en el ASUNTO): UNSUB NOTICIAS-RACHEL .

Para comenzar su propia suscripción gratis al boletín informativo Salud y Medio Ambienta, envíe un correo electrónico a listserv@lists.rachel.org con estas palabras en el CUERPO del mensaje (no en el ASUNTO): SUB NOTICIAS-RACHEL SU NOMBRE COMPLETO .
 

SALUD Y MEDIO AMBIENTE #716
(Rachel's Environment & Health News #716)
17 de enero de 2001
TITULAR: BIOTECNOLOGIA: LOS FUNDAMENTOS, PARTE 1

Fundacion para Investigaciones Ambientales
(Environmental Research Foundation, E.R.F.)
P.O. Box 5036, Annapolis, MD  21403
Fax: (410) 263-8944; Correo-E: salud@rachel.org

Un amplio numero de ediciones pasadas en castellano, y todas las ediciones pasadas en ingles se encuentran disponibles en nuestro sitio web: www.rachel.org.
Suscripciones en espanol: envie un mensaje electronico a  listserv@lists.rachel.org; en el texto del mensaje escriba las siguentes palabras seguidas por su nombre: SUB NOTICIAS-RACHEL SU NOMBRE COMPLETO  Su suscripcion es gratuita.